Jose B. v. FCA US LLC

Condado de Contra Costa

Nuestro cliente, José B. reside en Richmond, California, y había comprado un Dodge Durango 2011 en abril del 2012 en Hilltop Chrysler Jeep Dodge Ram. Poco después de comprar el automóvil, descubrió que el vehículo no era completamente confiable y mostraba una amplia variedad de problemas, incluyendo ruidos de traqueteo en el interior, problemas eléctricos, problemas con el motor, problemas con el aire acondicionado, innumerables retiradas del mercado, problemas con los asientos del vehículo y otros problemas. A diferencia de algunos casos de la ley del limón donde solo aparece un defecto, en el caso de José, el Durango sufrió una amplia variedad de problemas diferentes. La ley limón de California protege a los consumidores como José porque al fabricante se le permite un número razonable de intentos para adaptar el vehículo en su totalidad a la garantía; ninguna parte en particular. Una vez que nos involucramos, FCA acordó resolver el caso de José y le reembolsó todo el dinero que había pagado por el Durango y también una multa civil significativa. Por supuesto, FCA también acordó pagar todos los honorarios y costos del abogado de José.