Maria y Jason M. v. Ford Motor Company

Condado de Imperial

¿Cuándo es un camión más que un simple camión? ¡Cuando es un desastre total! Maria y Jason M. son madre e hijo muy agradables de El Centro, California, a quienes representamos con respecto a la compra de su problemática Ford F-250 2008. Después de comprar este vehículo, encontraron que el motor no era completamente confiable porque constantemente goteaba refrigerante, hacía ruidos extraños, mostraba luces de advertencia preocupantes y, a veces, simplemente no arrancaba. Maria y Jason M. primero intentaron resolver sus problemas a través del programa de arbitraje del Better Business Bureau, pero no pudieron hacerlo. Intervinimos y manejamos su caso contra Ford Motor Company en el Tribunal Superior del Condado de Imperial. Al final, pudimos lograr un acuerdo extraordinario para ellos, el reembolso de todo el dinero que pagaron por el Ford F-250 2008, una multa civil equivalente a aproximadamente el doble de lo que pagaron por el vehículo. Naturalmente, nuestros servicios no tuvieron ningún costo para María y Jason; Ford Motor Company pagó todos los honorarios y costos de los abogados de Maria y Jason.