Mary J. v. Ford Motor Company

Condado de Stanislaus

Nuestra clienta, Mary J., compró su Ford Focus 2013 en Heritage Ford, con la esperanza de contar con un modo de transporte confiable y económico para transportarla en los próximos años. Desafortunadamente, su Focus fue uno de los innumerables vehículos que sufrieron el desastroso temblor de la transmisión Ford DPS6. Ella descubrió que su transmisión aumentaba, se estremecía, vacilaba y hacía ruidos extraños. A pesar de llevarlo al concesionario Ford en numerosas ocasiones, no pudieron solucionar los problemas de su vehículo. Cuando llamó al número 1-800 de servicio al cliente de Ford y les pidió que se llevaran el carro , le dijeron: “No, gracias”. Gran error. Tuvimos el gran placer de representar a Mary J. en el Tribunal Superior del Condado de Stanislaus, y Ford resolvió su caso por más de cinco veces lo que pagó por el automóvil. Naturalmente, Ford Motor Company también pagó cada dólar de los honorarios y costos del abogado de Mary J.