Randall L. v. Ford Motor Company

Condado de Orange

Nuestro cliente, Randall L., dirige un negocio de yeso en Norwalk, California, y compró un nuevo flatbed Ford F-350 2007 para usar en su negocio.  Desafortunadamente para Randy, como muchos otros camiones Ford Super Duty de esa época, su camión desarrolló una serie de problemas muy serios e irreparables con el sistema de gestión del motor del camión.  Randy trató de resolver sus problemas con Ford Direct y buscó una recompra de su camioneta a través del Better Business Bureau.  Sin embargo, Ford se negó a hacer lo correcto por su cliente hasta que intervinimos y pudimos resolver su caso por más de siete veces una recompra bajo la Ley Lemon.  Ford Motor Company también recibió la orden de pagar todos los honorarios y costos de abogados de Randy como parte del acuerdo.