Robert y June H. v. Ford Motor Company

Condado de Riverside

Robert y June H. esperaban que su Ford Fusion 2010 que compraron en Fitts Ford les diera años de felicidad. En cambio, su Focus exhibió una serie de problemas de motor frustrantes, incluyendo el hecho de que la luz de verificación del motor se encendía constantemente. Frustrados, llevaron el vehículo al concesionario una y otra vez; pero Ford no pudo solucionar los problemas del Focus. Además, el vehículo sufrió una serie de retiradas del mercado, problemas con los frenos y fallas en los componentes de la carrocería del vehículo. Manejamos su caso en el Tribunal Superior de Riverside contra Ford Motor Company. Al final, llegamos a un acuerdo sustancial que incluyó la devolución de todo el dinero que pagaron por su vehículo, una multa civil significativa y Ford Motor Company pagó el 100% de los honorarios y costos de los  abogados de Robert y June.